Las vulnerabilidades de los dispositivos de cerrajería que usan la biometría, radican en la captación de los rasgos físicos para introducir en la base de datos o cuando es necesaria la verificación en curso.

Algunos rasgos pueden ser mucho más seguros que otros como es el caso del reconocimiento facial, con los cuales los intrusos han logrado falsificar por medio de fotos que confunden al sistema validando el acceso.

Se unos de los pioneros en usar las cerraduras biométricas para viviendas, solicitando a los cerrajeros de martorell profesionales para su absoluta asesoría en cualquiera de los casos, pero escoge los dispositivos más resistentes para eliminar el riesgo de robo que siguen en aumento con cerrajería convencional.

Al detectar fallas en cualquier tipo de cerraduras lo más recomendable es notificarlo a los profesionales de la cerrajería para que se hagan cargo antes de que se vuelva un problema mayor, ellos podrán detectar si se trata de una falla del dispositivo o del uso indebido de la tecnología, pudiendo orientar para una funcionalidad correcta.

Dactilar, facial o del Iris

La biometría dactilar es la más común, aún sigue siendo la verificación más estable por el carácter de único de las huellas dactilares. Los usuarios reflejan mayor comodidad con este tipo de verificación, aunque su limitación radica en aquellos usuarios, que tienen una piel con poco relieve o que están expuestos a productos que hacen menos visibles  sus huellas.

El reconocimiento facial, ya se ve de manera frecuente en dispositivos móviles, como parte del control de acceso de aplicaciones o como método de pago para transacciones online. La mala noticia es que existen declaraciones que confirman sobre la falsificación, a partir de fotos del rostro donde el sistema logra validarlo. Es una tuerca que hace falta ajustar para la verificación de este tipo.

La validación del Iris es la una de las opciones menos frecuentes, aunque se usa para sistemas de control de acceso mucho más sofisticados, donde la autenticación sea mucho más minuciosa y los factores externos no representen una limitación para leerlos.

La autenticación a partir de paso o de la voz, así como de la rúbrica, siguen siendo unas de las más inestables, por la capacidad que tienen otras personas para imitar los rasgos de otros, pero aun así pueden ser muy eficientes  a pesar de la variación que puede existir en los tiempos de captación.

Los rasgos dependen del tipo de usuarios

La biometría no es propiamente una cualidad de la cerrajería, pero esta ha encontrado un gran apoyo para saber exactamente quién entra, en que horario y las veces que lo hacen, para estudiar el transito dentro de los establecimientos.

Los cerrajeros pueden basar un aumento del nivel de la seguridad física instalando novedosos dispositivos que cubran tales necesidades. Las personas que estarán usando el sistema de seguridad deben estar enfocadas a la escogencia del tipo de dispositivo, según su fisionomía.

Como ejemplo, si nos referimos a una escuela un control de acceso que capte la voz posee alta posibilidad de que falle, por la variación en los tonos en el estado de aniño de los niños, afecciones respiratorias comunes o propios del crecimiento.