Si estás pensando en colocar una puerta para el garaje de tu casa, es una muy acertada decisión, porque en la actualidad, es importante reforzar todos los posibles accesos al hogar, con la finalidad de evitar los ataques de los delincuentes.

Existen algunos aspectos que debes considerar al momento de elegir la puerta que vas a colocar, la primera recomendación, es que no te orientes sólo por el precio, debes evaluar tus necesidades y expectativas.

Encontrarás en el mercado puertas elaboradas en todo tipo de materiales, debido a que será una puerta para el área exterior, no olvides que debe ser un material resistente a las inclemencias del clima y mecanismo de funcionamiento que desees implementar, como los que conocerás a continuación, que son recomendados para un sistema automático.

Puertas seccionales

La puerta seccional es una de las más recomendadas por el cerrajero Cornella profesional, y es porque su diseño ofrece gran confort, seguridad, aparte de permitir el mejor aprovechamiento del espacio.

Fácil de distinguir, porque se compone por secciones, las cuales están unidas entre sí a través de bisagras, para poder plegarlas como un acordeón.

Esta estructura te va a permitir elevar y plegar la puerta, para poder abrir y cerrar, así que no requiere un espacio amplio delante del garaje para que ésta puerta funcione. Y el mecanismo automático es silencioso.

Por otra parte, este tipo de puerta ofrece un acabado muy estético y moderno, perfecto para cualquier hogar.

Puertas basculantes

A diferencia de las puertas seccionales, las puertas basculantes están conformadas por una o dos hojas, que hacen el movimiento gracias a los brazos que están conformados por resortes de compensación, que están ubicados a los lados, y se encargan de elevar o bajar la puerta.

Debes considerar que este tipo de puerta requiere un espacio delante del garaje, para que pueda realizar el giro propio de su estructura.

El cerrajero acostumbra a recomendar esta alternativa, porque es una de las más económicas del mercado, sin que te pierdas de un elemento de gran calidad y excelente estética. Aparte de que su sistema automático, es muy silencioso.

Puertas correderas

Este es un sistema muy sencillo para colocar en tu garaje, es muy empleado en casas y edificios residenciales. Está conformada por una o dos hojas, y su funcionamiento consiste en el desplazamiento lateral de las hojas.

Este tipo de puertas de garaje son muy sólidas y con una amplia vida útil. Aparte, encontrarás una amplia variedad de diseños, para que elijas aquella opción que no afecte la estética de tu hogar.

Puertas batientes

Este es un modelo de puertas que permiten a los profesionales derrochar su creatividad e ingenio. Pueden ser de una o dos hojas, y los sistemas de apertura son muy sencillos.

Las puertas batientes pueden ser consideradas como grandes lienzos para que los profesionales plasmen sus mejores diseños, ya que ofrecen una superficie amplia y homogénea.

Cuando te decides a instalar una puerta batiente, es importante que dispongas de la asesoría de un profesional, pues éste tipo de puertas exige cuidar una serie de factores como el peso, diseño y zonas de viento.

Pero una vez que todos los factores sean evaluados, y se haya ejecutado un buen proyecto, tu puerta de garaje durará toda una vida.