Elegir la puerta que se adapte a las necesidades de un hogar, es una tarea que necesita evaluar minuciosamente, tome en cuenta las siguientes sugerencias para elegir la puerta correcta.

  • Evalúe primeramente su presupuesto.
  • Elija la puerta que coincida con el estilo de su hogar.
  • Verifique el tipo de privacidad que desea tener con la puerta.
  • Cerciórese de la seguridad que le brinda la puerta.
  • Visite algunas ferreterías o salas de exposición de puertas, así podrá comparar precios y modelos.
  • Escoja el tipo de material  de puerta que requiera para su uso, entre ellos se encuentran: madera, acero, fibra de vidrio, aluminio, metálica, acorazada, entre otras.

Uso de la puerta. Interior o Exterior

Las puertas internas y externas tienen diferentes usos, la construcción de cada una de ellas presentan diferencias, la puerta exterior recibe un tratamiento especial para resistir los elementos climáticos y su uso frecuente. En cambio las puertas interiores están diseñada para ser más liviana y menos costosas, ya que no están sujetas al mismo uso que las puertas externas

Por lo tanto debe considerar que las puertas externas tienen que ser más gruesas y pesadas, deben adaptarse a los diferentes cambios de climas y brindar seguridad, mientras que las puertas internas de alta calidad tienen un núcleo sólido, las menos costosas pueden ser huecas y las de grado medio, pueden tener un producto de fibra de madera en el núcleo para imitar la sensación de ser pesada.

Recuerde que al momento de instalar la puerta, lo recomendable es buscar la ayuda de su cerrajero de confianza, así garantiza una instalación exitosa.

Elegir el material ideal

El material de las puertas juega un papel importante en su función, el cerrajero puede sugerirle algunas opciones u orientarle al respecto, así podrá elegir el material perfecto, ya sea para las puertas internas o externas, en el mercado actual se consiguen de diferentes modelos, acabados y diseños. A continuación te nombro algunas de ellas.

  • Puertas de maderas macizas: Son puertas de maderas de núcleo sólido, están hechas de trozos enteros de madera, normalmente se utilizan como puertas de entrada frontal y la insonorización, el aislamiento y la seguridad es lo principal.
  • Puertas de aluminio: Es un material liviano, pero fuerte, duradero y asequible. Se utiliza para las puertas de garaje, debido al material conduce calor fácilmente.
  • Puertas de acero: Éste tipo de material ofrece  una seguridad sobresaliente, se usa como puerta y rejilla de protección.
  • Puertas de fibra de vidrio: Ofrece una excelente resistencia, impermeabilización, aislamiento acústico y aislamiento.
  • Puertas de cristal o vidrio: Brinda un aspecto de elegancia, aunque su rendimiento entre aislamiento y resistencia, depende de la forma en que se elabore.
  • Puertas de plomos y vitrales: La iluminación de plomo y las vidrieras son costosas, pero da un aspecto atractivo y de elegancia.
  • Puertas espejadas: Mayormente se utilizan como puertas corredizas de armarios o closet, pero como puerta interna da una ilusión de espacio.
  • Puertas de PVC: Están elaboradas en diferentes colores y de distintos diseños, son livianas, no se corroen y es de poco mantenimiento.
  • Puertas huecas: Mayormente se utiliza como puerta interna, debido al costo del material  y que su estructura es muy liviana.

Tipos de puertas para elegir

Según su funcionamiento las puertas son de los siguientes tipos:

  • Puertas enrollables: Ideal para garajes.
  • Plegable, corredera, batientes: Usadas para el área de la cocina).
  • De panel, rasante, tipo persiana, de alambre con gasa: Se utiliza para evitar la entrada de insectos y mosquitos, veneciana, holandesa.
  • Automáticas y eléctricas.