22 mayo, 2024

Rafa Fernandez, Cerrajero

Calidad de servicio y profesionalismo

¿Cómo identificar la ventana de seguridad?

3 minutos de lectura

Por la condición de eficiencia, la estructura de ventanas debe ser un aluminio o PVC, lo cual no es una debilidad para la seguridad, la estructura de la ventana debe ser según la normativa EN 1627 clase RC2.

Los cierres de seguridad deben ser 5 o más, deben estar posicionados en los puntos naturales de apalancamiento, el vidrio de seguridad debe ser de cristal laminado según normativa EN 356 clase P5A.

A esta composición se le añade la membrana electrónica BQ, en puntos de apalancamiento, para aumentar la efectividad de la resistencia física de la ventana.

Ventana de seguridad con alta efectividad

La estructura de cierre EN 1627 clase RC3, con cierres de seguridad de 5 a 7, vidrio de seguridad con cristal laminado EN 356 clase P6B y membrana perimetral de detección apalancamiento de tecnología BQ para detectar el mismo con el agresor aún fuera.

La seguridad es completa con un sistema de cierre que incorpora una manivela de bloqueo para impedir el giro y apertura de la ventana, en caso de rotura de cristal o taladro se la perfilaría, el bloqueo de manivela es mediante llave de seguridad con control de copia para evitar qué personal interno pueda obtener llaves fuera del control de los propietarios.

Cierre de seguridad y manivela con llave

La manivela con llave protege del típico ataque de rotura de cristal, existen componentes que distinguen una ventana de seguridad de una ventana estándar.

El marco es multicámara con refuerzo de acero, vidrio de seguridad laminado a partir de norma EN 356 P5A con 41 láminas de PVB, mínimo 7 trabas internas de seguridad, aseguradas en posición de ventilación, manivela con llaves de seguridad EN 1303 clase 6B.

Sistema de cierre y giro con protección contra perforaciones (taladros). Topes atornillados contra el apalancamiento de la hoja con respecto al marco, trabas atornilladas en el vidrio, pernos de acero reforzado, mecanismos de cierre calculados por tamaño de ventana.

Alarma para ventanas con membrana de detección anti apalancamientos

Cuando una ventana cuenta con una resistencia integral adecuada, entre 7 y 15 minutos, lo más importante es incorporar detectores de alarma para conocer, cuanto antes que esta ventana es atacada.

Los detectores de infrarrojos que se instalan en el exterior del hueco de ventana, también están los de rotura del cristal, ambos cubren diferentes ataques, los detectores magnéticos, instalados en el marco de la ventana, no son aconsejables por su falta de efectividad contra la intrusión.

Si la vivienda se ubica en una urbanización, portal o zona residencial vigilada o de elevada densidad de movimiento, la detección de alarma es muy efectiva por la disuasión que genera y efectividad de intervención que propicia contra el agresor.

Se debe integrar una membrana de tecnología BQ, en el marco de la ventana en puntos estratégicos de apalancamiento perimetral, esta combinación es efectiva, porque el agresor es detectado cuando aún le quedan 7 o 15 minutos para apalancar y poder acceder sin ningún inconveniente.

Puede que te hayas perdido