La puerta blindada se usa como puerta de acceso a oficinas, viviendas y comercios, es una pieza importante al momento de definir el nivel de protección que quieres tener.

En la actualidad los niveles de delincuencia son muy elevados, y es por ello que los propietarios se preocupan cada vez más en instalar elementos que ofrecen protección como la puerta blindada.

Ésta representa la barrera entre el interior y el exterior, ofrecen la privacidad que necesitas y deseas. Para adaptarse a las exigencias de los clientes, existe una amplia variedad de puertas blindadas en el mercado.

¿Qué es una puerta blindada?

La puerta blindada consiste en una puerta elaborada en madera que a simple vista luce como una puerta tradicional, sin embargo está reforzada con una o dos chapas de hierro que están  ubicadas en el interior de la puerta.

Una puerta blindada es un protector que incluye medidas para ser reforzada la puerta, el objetivo de esta puerta prevenir robos e invasiones de las propiedades, por ejemplo el marco de madera tiene una pletina de hierro en el área en el que se alojan los cerrojos.

Este marco es donde el cerrajero se encarga de encajar los pasadores que sujetan la puerta, se aplican de 3 a 5 bisagras, es una manera de evitar el método anti-palanca. En cuando a la cerradura, ésta puede ser de 3 a 5 puntos de anclaje.

Beneficios de instalar una puerta blindada

La instalación de una puerta blindada es una de las mejores alternativas en lo que se refiere a seguridad.

En el mercado encontrarás gran variedad de colores y modelos. Ofrecen una alta resistencia al robo, y es que estas puertas tienen la protección necesaria contra los delincuentes.

Aparte son ignífugas, es decir que rechazan la combustión y por ende protege contra el fuego, por lo general estas puertas se fabrican con materiales de metal galvanizado.

Ofrecen durabilidad, porque son fabricadas con material resistente. Al instalar una puerta de este tipo, puedes tener la certeza que no será necesario que la reemplaces.

¿Cómo se instala una puerta blindada?

Lo primero que debes considerar es que es ideal contratar a un cerrajero profesional para su colocación para garantizar un trabajo efectivo, sin embargo su instalación es rápida, sencilla y eficaz, por lo que puedes hacer este proceso tú mismo.

Debes montar el pre-marco, es muy importante que quede bien nivelado lo cual se logra con una regla o un nivel también se puede comprobar si los diagonales tienen la misma longitud.

Se presenta el marco, se aplica cola de carpintero en la parte que va unida al pre-marco, luego se atornilla la parte de la bisagra, los huecos que quedan se rellenan de espuma de poliuretano.

Para atornillar el marco al pre-marco es ideal taladrar el marco en la parte de la bisagra con un tornillo auto-roscante de 10 cm de largo, es importante para darle resistencia al conjunto.

Debajo de cada bisagra se coloca un autorroscante y en la parte de la cerradura poner dos o tres repartidos.

El paso final atornillar la bisagra. Se recomienda colocar tornillos más largos que los que se incluyen en la compra, verificar que funcione bien, colocar pomo y mirillas.