Antes de adquirir un accesorio como una caja fuerte, es menester conocer su funcionamiento y utilidad, así como las ventajas y desventajas de la misma, de esta manera poder analizar si realmente puede ser catalogada como una gran inversión.

Qué es una caja fuerte

La caja fuerte puede definirse como un depósito de seguridad, por lo general se guarda en lugares donde pueden pasar desapercibidas, de esta manera ofrecerle una mayor seguridad.

El dueño de cualquier caja fuerte puede señalar que guardan en dicha caja todos sus objetos personales de gran valor, tales como dinero, piedras preciosas, bonos canjeables, testamentos, títulos de propiedad, así como cualquier otro objeto que el propietario considere como invaluable, y que merece estar protegido de la acción del fuego, inundaciones o hurto.

Y es que puede encontrar una caja fuerte que se adapte a sus necesidades, con la orientación de su cerrajero de confianza, quien le puede sugerir el tipo de caja fuerte que puede serle más funcional, considerando aspectos como sus dimensiones, tipo de cerradura y el espesor de la puerta.

Cómo es la estructura de una caja fuerte

Una caja fuerte posee una serie de características particulares, las cuales puedes consultar con un cerrajero profesional, por lo pronto puede iniciar conociendo su estructura:

La caja fuerte tradicional tiene la forma de un cubo, y sus lados están conformados por una magnífica combinación de tres materiales que le aportan la fuerza y resistencia a estos accesorios de seguridad.

Estos materiales son:

  • Acero: Es el material metálico que se observa en el exterior de la caja fuerte.
  • Cemento y tierra de infusorios: Estos elementos se combinan para obtener la mezcla interna de la caja fuerte en todos sus lados.

La combinación de estos tres elementos, nace una pieza irrompible, capaz de resistir temperaturas muy elevadas, sin sufrir un daño.

Además es la fortaleza y resistencia de sus lados, la caja fuerte posee un candado conformado por un eje y cuatro ruedas de diferentes tamaños, las cuales permiten introducir la combinación que permitirá abrir la caja fuerte sin mayor esfuerzo.

Mecanismo de una caja fuerte

Actualmente existen las cajas fuertes digitales, las cuales poseen un teclado digital en el cual introduces la contraseña, una vez que el sistema analiza la contraseña ingresada, si dicha contraseña es correcta, el resultado será que la puerta de la caja fuerte, abrirá.

El mecanismo de una caja fuerte digital es sencillo, pero efectivo. No obstante, el funcionamiento de una caja fuerte de dial giratorio es realmente interesante, es algo más profundo que sólo girar el dial hasta los números adecuados, detener el dial y abrir la puerta.

Y es que este mecanismo está compuesto por tres anillos, cada anillo tiene una muesca indentada. Adicional a esto, en la parte superior existe una barra que se encarga de bloquear la cerradura de la caja fuerte.

Cada una de las muescas de los anillos tiene una posición específica en el dial giratorio, en la medida que se gire el dial, las muescas se van a bloquear paulatinamente, permitiendo que la barra eventualmente baje y sea posible abrir la puerta de la caja fuerte.