Las puertas acorazadas constituyen los dispositivos de seguridad por excelencia, que preservan la seguridad de los espacios de la manera más eficiente.

Los maleantes, al considerar las puertas como los medios para ingresar a las casas y negocios, los propietarios se han visto en la necesidad de instalarlas, lo que ha facilitado su creciente demanda durante los últimos años.

Su principal característica es que son fabricadas en acero y otros metales, convirtiendo a los entornos que resguarda en sitios impenetrables a través de herramientas como sierras, martillos o taladros.

Sin embargo, se hace indispensable que conozcas las desventajas que acarrea la adquisición de este tipo de puertas, pues sus puntos débiles te permitirán las medidas que haga falta para complementar y reforzar las medidas de seguridad.

Su solo nombre implica invulnerabilidad, pero debes saber que no existe el dispositivo de seguridad ideal, por lo que definitivamente el factor humano hace falta en el momento de implementar las previsiones que haga falta.

  1. El precio

Se trata de una puerta cuyos costos son los más elevados en comparación con otros tipos de puertas exteriores, que ofrecen casi el mismo tipo de calidad a un menor precio, como en el caso de las puertas blindadas.

Todos los cerrajeros en barcelona concuerdan que, existen soluciones más económicas que las puertas acorazadas. Una, son las puertas blindadas, y otra en la instalación de cerraduras multipunto a puertas de materiales resistentes.

En todo caso, si consideras que las puertas acorazadas ofrecen la seguridad que necesitas, no te eximas de comprarlas, pero es indispensable que conozcas posibilidades alternas.

  1. Fragilidad a través de las bisagras

Para nadie es un secreto que la alta proporción de metal en las puertas acorazadas, las convierten en puertas que son más pesadas en relación a otras.

Esto significa que el más mínimo golpe en las bisagras, cuando sacamos elementos pesados a través de estas puertas, pueden descalibrar la puerta.

Cuando esto sucede, los malhechores pueden detectar cuando una puerta acorazada se encuentra descuadrada, y perpetran los robos de la manera más fácil y rápida.

Es por ello que se debe cuidar este tipo de puertas de manera muy meticulosa, incluyéndolas dentro de las jornadas de mantenimiento que se deben realizar de forma periódica, por parte de un cerrajero certificado.

  1. Inclusión de otros mecanismos de seguridad

Si ya teníamos el conocimiento de que estas puertas cuestan más que el promedio, la inclusión de dispositivos de seguridad como cerrojos, escudos y bombines de seguridad incrementan los costos.

Se trata de un gasto que es indispensable realizar, ya que la arquitectura de estas puertas no basta a la hora de proteger determinados espacios.

Eso sin mencionar las previsiones que hay que tener para dejarla correctamente cerrada, a la hora que tenemos que salir de casa, y restar espacios a los maleantes.

El hecho que tengan en su haber todas estas desventajas, no significa que no puedas adquirir puertas acorazadas. Son conocimientos que te permitirán tomar medidas adicionales para reforzar la seguridad de tus ambientes.