27 febrero, 2024

Rafa Fernandez, Cerrajero

Calidad de servicio y profesionalismo

Lo que todos debemos saber antes de elegir un escudo de seguridad

3 minutos de lectura

Los escudos de seguridad son instalados para optimizar el nivel de seguridad del inmueble, y este cerrajero 24 horas en Sant Gervasí ha dado a conocer información de interés para elegir el mejor escudo para su hogar u oficina.

¿Qué es un escudo de seguridad?

Este es un dispositivo metálico que se instala rodeando la cerradura, con el objetivo de elevar el nivel de seguridad del inmueble. Son piezas que han sido fabricadas en materiales de gran resistencia, y que pueden soportar gran cantidad de ataques delictivos, como lo son el intento de rotura del cilindro con golpes, palanca, el taladro e incluso, la extracción forzada.

Como los profesionales de la cerrajería siempre han mencionado, no existen dispositivos que sean totalmente efectivos, sin embargo, cuando se agregan diferentes dispositivos de seguridad que han sido diseñados para resistir los ataques vandálicos, se alarga el tiempo de acción del ladrón y esto puede significar que el delincuente pueda cambiar de opinión, por el riesgo de ser atrapado.

Por otra parte, los escudos protegen el inmueble, pero también son un plus estético para la puerta, pues, muchos de ellos están diseñados de una manera discreta que embellecen la puerta.

Tipos de escudo

Si se dirige a una cerrajería, va a visualizar una gran cantidad de modelos de escudos de seguridad, sin embargo, en términos generales, estos dispositivos metálicos se clasifican en escudo abierto y escudo cerrado.

El escudo abierto

Estos son escudos que dejan al descubierto el bombín, vale señalar que en la actualidad, estos escudos son instalados como embellecedores, porque su diseño de seguridad es obsoleto. Es importante destacar, que estos bombines fueron diseñados para proteger contra técnicas más rudimentarias, en comparación con las que conocemos en la actualidad, como robos con alicates de presión o mordazas.

El escudo cerrado

Estos son los modelos que se han adaptado a las técnicas de robo que emplean los ladrones en la actualidad, y se dividen en 3 grandes grupos, que son el básico, el macizo y el acorazado.

El básico

Como su nombre lo indica, es un tipo de escudo de seguridad, cuyo nivel de protección es bastante bajo. Suele estar fabricado en hierro, pero por dentro es hueco, por lo que su nivel de resistencia contra ataques violentos es bastante bajo.

El macizo

Este tipo de escudo se puede clasificar en un nivel de seguridad media, capaz de brindar protección contra las amenazas mecánicas, como lo son la extracción, el tubo de acero y la palanca, sin embargo, su protección no logra resguardar contra las agresiones a través de herramientas eléctricas.

El acorazado

Son los escudos de seguridad que proporcionan un nivel de protección mayor, y es que suele estar elaborado en materiales muy resistentes a los ataques delictivos, y lograr romper uno de estos, suele implicar un gran esfuerzo y tiempo, dos factores con los que los ladrones no cuentan.

Es importante recordar que este tipo de dispositivos metálicos protegen contra el ataque de ladrones comunes, que no están cualificados para el manejo de herramientas sofisticadas, que suelen ser la mayoría de los ladrones de viviendas, y quienes terminan buscando una nueva víctima, que no disponga de esta clase de protección.